By Pitaya Business

Gestión del cambio

en Reflexiones para directiv@s por

¿Cómo incorporar cambios internos sin resentir al equipo?

Todo cambia. Y, directivos y directivas, sabemos que un negocio flexible es importante para aprovechar las oportunidades que nos presenta el entorno. Es necesario incorporar nuevos procesos de trabajo a la actividad empresarial.

No obstante, la vorágine del día a día y un equipo numeroso pueden entorpecer la incorporación de las novedades a la empresa. Por ejemplo, la implementación de un nuevo software de organización o la aplicación de cambios en los flujos de trabajo y organigrama.

¿Cuáles son algunas de las reacciones habituales por parte del equipo?

  1. Recelo: ¿de verdad esto nos va a ir mejor? “Me parece una pérdida de tiempo”.
  1. Pereza: adquirir nuevas rutinas de trabajo o organización requiere un esfuerzo extra. Pueden sentir que les “quita tiempo” y les impide resolver sus tareas tan rápido como lo hacen habitualmente.
  1. Incorporación parcial: se integran algunas de las nuevas funciones o procesos pero no todos. La inmersión es irregular y combina lo antiguo con lo nuevo. Se genera una mezcla extraña que no beneficia a nadie.

Es natural que esto suceda y forma parte de la resistencia al cambio que está presente en cada uno de nosotros. No obstante, hoy comparto algunos consejos para resolver estos retos. Cómo implementar cambios con éxito:

Perfect timing

Cuando se quiere aplicar un cambio en procesos internos suele aparecer una sensación de urgencia “lo hemos de hacer desde ya, estamos perdiendo el tiempo y dinero”. Esto puede ser contraproducente. Recomiendo analizar con perspectiva todo el año y decidir cuál será el mejor momento -se puede decidir en función de la carga de trabajo, de la época o del momento en que sabemos que habrá más predisposición-. Recomiendo aplicar aquí la lógica de las cosas importantes pero no urgentes: calendarizar (y cumplir con la fecha estipulada).

El coste es también en tiempo

El coste de incorporar un nuevo software o cambios en el tipo de organización no se traduce sólo en términos económicos sino también en la inversión de tiempo. Se debe definir de manera realista el tiempo de instalación, el tiempo de formación y el periodo de aprendizaje. Estos procesos deben hacerse durante el horario de trabajo establecido sin que suponga una carga extra de trabajo que deba afrontarse con horas extraordinarias. Se debe calcular el tiempo de manera realista.

Plan de Implementación

Es necesario trazar una estrategia de implementación que contemple cada uno de los pasos necesarios para integrar el cambio. Se pueden establecer fases e incorporarlo de manera progresiva.

Visión compartida

Para implementar cambios internos con éxito es importante tener un equipo de trabajo motivado, alineado con la filosofía de la empresa y realizado con su posición laboral. También la existencia de conciliación laboral y personal, una remuneración justa y revisada periódicamente y una proyección de crecimiento. ¿Es eso pedir mucho? ¡Por supuesto! Pero hay herramientas para conseguirlo: una estrategia y un buen plan de comunicación interna. Y, suele ayudar mucho, un buen responsable de recursos humanos.

Y acabo con una reflexión que me parece inspiradora: “Vives en un mundo dinámico. Estás vivo/a, porqué estás en movimiento”

Y hasta aquí mis reflexiones de hoy ¿te han sido de utilidad? Espero que sí.

Como siempre, si quieres dejar un comentario será un placer leerte.

Por otro lado, si necesitas ayuda en la estrategia de negocio y en los procesos de comunicación interna (y externa) no dudes en visitar nuestra página de CIMKIT® donde te contamos cómo podemos ayudarte.

Seguimos cerca.

Verónica. Strategist en Pitaya Business.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Lo ultimo en Reflexiones para directiv@s

#tengoPLAN

Llegó a mis manos y fui muy feliz.   ¿Sabes de qué
Ir a Arriba